Lo Bueno y Malo de Whatsapp

Lo bueno y malo de Whatsapp.
Llegó y revolucionó el mundo de las comunicaciones.
Su coste cero lo convirtió en la herramienta más popular. Whatsapp aterrizó y, según cuentan los expertos, ha dado la vuelta al mercado de los mensajes telefónicos. Pero también se ha convertido en una pesadilla para las Fuerzas de Seguridad del Estado. De momento no se puede interceptar. La Policía ha creado un grupo para tratar de descubrir el antídoto y poder intervenir esas comunicaciones.

Y es que esta nueva metodología de los mensajes está siendo utilizada, y de qué manera, por los delincuentes, de todos los pelajes; grandes medianos o pequeños, da igual. Muchos, los gordos, con enormes precauciones, con lenguajes de seguridad. Pero lo usan porque, hasta el momento y salvo errores de los propios usuarios, este sistema no es interceptable; las fuerzas de seguridad no han dado aún con la herramienta tecnológica que les permita poder acceder con orden judicial a las tripas de esa comunicación. Y los malos, de momento lo saben. La preocupación es tal que un grupo de expertos en telecomunicaciones, dirigidos por policías nacionales, está dedicado a tiempo completo a buscar herramientas para poder acceder a esas comunicaciones, a ese sistema de intercambio de mensajes. Y España no es la única que está en ello.

En Europa, otros servicios policiales también están en situación de análisis y estudio de como poder interceptar el Whatsapp. Además del grupo de especialistas policiales que se ha puesto en marcha en España, hay otro grupo importante que centraliza estas mismas actividades en Holanda. La comunicación entre ellos es fluida. Y es que la preocupación es máxima ya que la delincuencia tiene una herramienta de comunicaciones para poder mantener seguras sus estructuras criminales.

Como recuerdan algunos especialistas en seguridad informática, como es el caso de Bruce Schneier, este programa arrancó con algunas deficiencias de seguridad en el blindaje de la mensajería instantánea. Pero en progresivas actualizaciones, la empresa las ha corregido. Inicialmente se llegaba a poder interceptar los mensajes ajenos desde dentro de una misma red comunicativa del programa, pero no desde fuera, que es lo que necesitan las Fuerzas de Seguridad y los servicios de inteligencia para poder tener el visto bueno judicial y acceder a la red. Los especialistas en seguridad consideran clave dar con un sistema que permita estas interceptaciones porque saben que el histórico de las conversaciones de este programa no se destruye, lo que puede permitir, una vez interceptada esa comunicación, recuperar todos los datos. Y eso sería una mina para las fuerzas de seguridad.

Fuente: www.elmundo.es

Deja un comentario

Ir arriba